Cultura Maya: Características, costumbres, arquitectura y mucho más

Es difícil imaginarse que una cultura que tuvo sus inicios, aproximadamente, dos mil años ante de Cristo, como la Cultura Maya, hoy tenga presencia en algunas sociedades; inclusive, los idiomas mayas, primarios o secundarios, aún lo hablan seis millones de personas diseminadas en varios países de Centroamérica. La sociedad Maya fue de gran complejidad, pero dejó grandes aportes a la humanidad. En este post podrás documentarte sobre este imponente imperio.

Cultura Maya

Características de la Cultura Maya

Se trata de una cultura antigua mesoamericana; una de las más extensas, divulgadas y de más población. Ocupó un gran territorio que conformó los países actuales de El Salvador, Belice, Guatemala y ciertos estados del sur de México como Chiapas y Yucatán. (También ver: Tapachula)

La cultura maya fue muy evolucionada para su tiempo; pues alternaron algunos lenguajes, mantuvo una numeración con el cero y logró pronosticar los eclipses. A esta cultura igualmente, se le conoció como período agrícola.

Se considera que tuvo presencia desde hace cerca de 3000 años; se deduce que comenzó 1000 años a.C hasta 320 D.C. y actualmente hay sitios que guardan factores de su cultura. Se desarrolló antes de la venida de los hispanos.

Dentro de sus características más destacadas en algunos campos tenemos:

Arquitectura. Los mayas tenían el talento de edificar ciudades, y si bien algunas ya se hallaron desoladas en tiempos de la conquista; se demostró que ocuparon un amplio territorio y su cultura predominó considerablemente en la zona, aprendiendo a vivir de los recursos de la selva.

Aparte de ser grandes constructores, también demostraron ser magníficos arquitectos, pues sus edificaciones en la actualidad se hallan erguidas y revelan muchos elementos de su cultura.

Importantes construcciones mayas:

  • Pirámide de Kukulcan “EL Castillo”
  • El Juego de Pelota
  • Observatorio “El Caracol”
  • Templo del Dios Descendiente
  • Templo del Jaguar
  • El templo de los Guerreros

Vestimenta. Era de mucha importancia y se destacó por adornos, orificios nasales, trajes bordados para mujeres y capuchas bordadas para los hombres, sin embargo, no se registra alguna jerarquía asociada a la vestimenta.

Alimentación. Fue especialmente vegetariana, y la carne que comían era conseguida a través de la caza pues la domesticación era muy restringida.

Cultura Maya

Lenguaje de los mayas. Manejaron más de 30 dialectos, los cuales, de acuerdo a ciertas investigaciones, tenían un origen común; de estos lenguajes procedió el maya actual, que es usado por sus hablantes.

Medicina. Era especialmente a base de hierbas, si bien fue completada con aspectos mitológicos y elementos sobrenaturales de sus religiones, como fueron los ritos.

La astronomía. Tenía un avance significativo para su tiempo, y les posibilitó presagiar fenómenos astronómicos como los eclipses, (antes de la colonia, en América, fue uno de los pronósticos más exactos).

La sociedad maya. Se orientaba especialmente en las castas; para los mayas era muy significativo saber su linaje, debido a que en su cultura esto prela considerablemente en la proporcionalidad de las tierras, y quizás en la posición ubicación social o de gobierno.

El gobierno maya. De naturaleza teocrática donde el poder lo ostentaba una sola persona, la cual disfrutaba de poder total. Hoy no se sabe si había alguna especie de votación o si la designación del gobernante era de acuerdo al linaje o al reinado.

Cultura Maya

Su religión. Practicaban la religión politeísta y como acto religioso. Se estima que le daban sepultura a sus muertos en su propia vivienda; si bien era una conclusión simplemente especulativa, se cree que los sepultaban para resguardarlos o para que los preservaran.

Entre sus dioses importantes se señalan:

  • Buluc Chabtan, dios de la guerra
  • Chac, dios de la lluvia
  • Ah Mozenkab, dios de las abejas
  • Bolon Dzacab, dios de sus gobernantes o reyes
  • Chac bolay, El dios del inframundo
  • Ah Mon, dios del maíz
  • Itzamna, dios del mercado
  • Ahau kin, dios del sol
  • Ix chel, Diosa de la luna

Los mayas igualmente fueron inventores de una numeración en base 20, que ya disponía con el número cero; elemento que les sirvió para efectuar sus vaticinios astronómicos de manera más exacta, e inclusive, se consideraba que sus predicciones fueron las más precisas de toda la américa precolombina.

Cultura Maya

Ubicación 

La superficie de la civilización maya se propagó por toda la región centroamericana, ocupando una superficie de más de 350.000 km, conformada por buena parte de Guatemala, el territorio de Belice, el extremo norte de Honduras y en una porción noreste de El Salvador, así como el sureste de México con los estados de Chiapas, Tabasco y Yucatán en la península de Quintana Roo, Campeche y Yucatán. Llenaron el tercio oriental de Mesoamérica, especialmente la Península de Yucatán.

Vale destacar que Mesoamérica es un término de naturaleza geohistórica, acuñado para describir el territorio ocupado por las civilizaciones anteriores a la llegada de los conquistadores españoles. Está ubicada en la parte sur de la mitad del territorio de México; y comprende también los países Guatemala, El Salvador, Belice y el oeste de Honduras, Nicaragua y en ciertos casos comprende también Costa Rica.

La topografía de la región variaba extraordinariamente, podían hallarse tierras resecas y áridas, bosques lluviosos y pantanosos desde las montañas volcánicas, que constituían las tierras elevadas del sur, hasta una plataforma de piedra caliza porosa, reconocida como Tierras Bajas, en las zonas centrales y septentrional.

La parte sur de las Tierras Bajas era cubierta por un bosque tropical con una altura promedio de alrededor de 45 metros. Los terremotos eran constantes. Se registraban inundaciones y desplazamientos de tierra, huracanes y sequías. En las tierras altas al sur, en medio de las montañas de la Sierra Madre, existen 37 volcanes actualmente.

Los antiguos mayas eran individuos dotados de gran inteligencia. Tanto las Tierras Altas como las Tierras Bajas las transformaron en zonas de gran importancia para el movimiento del comercio. Crearon muchas alternativas para solventar los diversos problemas que su geografía y clima presentaban para su bienestar.

Cultura Maya

Una de las cosa que realizaron fue talar y despejar extensas áreas de la selva tropical para edificar locales subterráneos que servían de almacenaje de agua dulce. Esto lo lograron sin herramientas metálicas.

Costumbres 

El Período Preclásico vio nacer a la civilización maya. Este período se propagó del año 2000 a.C. al 250 d.C. A lo largo del periodo preclásico tardío, los mayas habían creado centros urbanos y esto dio paso a una cultura exclusiva, impar, que abarcaba costumbres y tradiciones mayas. Por ese tiempo, además, habían desplegado su sistema religioso, si bien los adelantos reales en la civilización sucederían a lo largo del periodo clásico que prosiguió.

Numerosas costumbres y tradiciones de los mayas se movían en torno a conceptos religiosos. De las simbolizaciones a lo largo del período clásico, Itzamna era el nombre de uno de los dioses mayas superiores que habitaban en el cielo y eran encargados de la creación. Itzamna tomaba parte en cuantiosas costumbres y rituales mayas. Por ejemplo, con frecuencia es representado como supremo sacerdote y reconocido como dios del gobernante.

Se creía que Itzamna se revelaba en diversas maneras humanas y, por tanto, algunos gobernantes mayas como Dos Pilas, Yaxchilán y Naranjo usaron a Itzamnaaj como parte de sus titularidades.

Costumbres mayas en la vida cotidiana

Éstas se movían alrededor del trabajo, la ropa y las maneras frecuentes de vivir. El vestido maya cambiaba de acuerdo al estatus social del maya, y por ello los que pertenecían a la nobleza utilizaban ropa de mayor calidad y mejor acabado comparada a la de los plebeyos. Costumbres y leyes mayas impedían a los plebeyos utilizar ropa parecida a la de los nobles.

Cultura Maya

Los esclavos formaban parte de la cotidianidad de la nobleza, si bien las costumbres mayas les prohibían el uso de su propia gente como esclavos, de manera que los prisioneros atrapados de otros pueblos eran usados con ese fin.

Oración y Religión

La religión maya era de vital importancia en su sociedad y una considerable cantidad de costumbres mayas se movían en torno a ella. De acuerdo a la tradición, eran los clérigos quienes realizaban ceremoniales religiosos y sacrificios. De acuerdo a los hábitos religiosos, los pertenecientes a la realeza se daban a la práctica de la sangría en las ceremonias religiosas, por cuanto su sangre era asumida como sagrada, y por tanto una ofrenda de mucho valor para los dioses.

Regularmente, los difuntos eran sepultados adentro o detrás de la casa luego de haber sido almacenados en los ídolos de la tumba. Diversos objetos eran sepultados conjuntamente con los muertos a los cuales pertenecían, de acuerdo a su profesión, por ejemplo, un sacerdote fallecido sería enterrado con sus libros sagrados.

Costumbres de los campesinos y esclavos

La mayor parte de la población maya estaba integrada por los campesinos, en vista de que la agricultura era el oficio de mayor importancia. La vida de los campesinos no era fácil, pues debían trabajar la tierra de los nobles a cambio de un sustento irrisorio. Ciertos campesinos igualmente, poseían sus propias tierras.

Cultura Maya

Los campesinos seguían una vida simple, por cuanto no se les admitía utilizar la ropa usada por los nobles. Los esclavos no se les reconocían derechos, sin embargo, no eran tratados con rudeza. La costumbre maya impedía la práctica de la esclavitud en miembros de su propio pueblo; de esta manera, los esclavos eran de pueblos de otras ciudades capturados en guerras.

Rituales de Sacrificio

Los Mayas efectuaban una diversidad de ritos de sacrificio para tranquilizar a los dioses y conseguir sus bendiciones. Además de las ofrendas a manera de alimentos y propiedades materiales, el sacrificio de animales e inclusive de seres humanos formaban parte de las costumbres mayas. El sacrificio humano se brindaba regularmente en contadas oportunidades, como el fallecimiento, el ascenso de un gobernante o una sequía drástica.

Diversos métodos eran empleados para el sacrificio humano, abarcando desmembrar, seccionar el corazón, linchar con arco y flechas, y otros. El sacrificio era ejecutado por los presbíteros y habitualmente se hacía en la zona superior de un templo o pirámide. El sacrificio de individuos pertenecientes a la realeza se asumía de mayor valor, y para ese fin los miembros apresados de la realeza adversaria eran usados en ceremoniales religiosos y festivales.

Reglas de la nobleza Maya

Gobernantes y nobles poseían un estatus privilegiado en las costumbres mayas. Los gobernantes se consideraban descendientes divinos y tenían sangre santificada. Distintas ciudades del reino eran regidas por distintos gobernantes que eran asesorados por la nobleza local. Se creía que los nobles eran los herederos de los afamados héroes gemelos de la mitología maya.

Cultura Maya

Los nobles mantenían a sus asistentes cerca de ellos todo el tiempo, y para una persona común establecer comunicación con ellos, sólo lo podían hacer mediante sus asistentes. Lucían vestimentas lujosas que se prohibían a la gente común. Igualmente, utilizaban joyas muy bien acabadas e impregnaban sus cuerpos con grabados.

Vestimenta

Para los profesionales de la arqueología la cultura maya fue sencillo de distinguir, por la clase de atuendos que emplearon, los cuales identificaban las distinciones sexuales, su carácter utilitario o la jerarquía social.

Igualmente, el vestido maya se diseñaba solamente para recubrir el cuerpo, y eran sujetado por cinturones hechos de tela, o sencillamente resguardaban las partes íntimas. Además, acostumbraban utilizar numerosos adornos en la cabeza como coronas, gorros cónicos, pañuelos, y de complemento, ciertas joyas.

Respecto al calzado, el más frecuente era una clase de sandalia confeccionada en piel de ciervo, y adornada con decorados de huesos o retazos de otras pieles, de acuerdo al ornamento del estrato social.

Vestimenta maya conforme al sexo y clase social

El vestido maya de la clase trabajadora era simple y acompañado de accesorios óseos o de madera. En tanto que la nobleza utilizaba indumentarias con bordados de piedras o plumas, combinados de grandes cinturones, pantuflas de cuero, toda clase de orfebrería en oro o gemas y tocados (peinados) con plumas.

Cultura Maya

Las mujeres utilizaban una falda o huipil con una toga en el torso conforme a su jerarquía; las faldas eran de colores con bordados radiantes y los peinados bien acabados, aparte de acicalar sus cuerpos y colorearse la cara. En tanto que los hombres se vestían solamente con una clase de taparrabos denominado patí, el cual era adornado conforme a la clase social, si bien su atuendo mejoraba a medida que manifestaban sus destrezas.

Otra de las particularidades en los hombres mayas, era que mantenía su piel coloreada de negro hasta casarse. Un distintivo de belleza dentro de la cultura Maya fue la deformación de cráneo y el estrabismo visual, ambos producidos desde la niñez.

Vestimenta maya en los rituales

Para las celebraciones de eventos ceremoniales, los atuendos de los mayas eran decorados con elementos que representaban bienestar, como, por ejemplo, fechas de cosechas, ciclos de la luna o sucesos de los ancestros.

Estas motivaciones le atribuían un significado particular a cada uno de esos rituales. Además, los atuendos acostumbraban ser más trabajados y solemnes, y las élites aprovechaban para lucir sus vestimentas con numerosos decorados, plumajes y calados de piedras preciosas. Los mayas responsables de efectuar la danza, usaban ropa ligera decorada y una cola de plumas en la porción de atrás de la prenda.

Como un obsequio de la diosa Ixchel, las mujeres habían sido dotadas de la capacidad de hacer tejidos, por ello los símbolos bordados en los atuendos maya tenían un significado sagrado. Así, la cultura maya, conformó en sus vestidos un distintivo que los distinguió de las otras culturas mesoamericanas.

Cultura Maya

Lengua

Se tienen identificados varios dialectos en el idioma maya, entre ellos se pueden nombrar Qhuche, Cakchiquel, Kekchi y Mam; los que hablan todavía unas 300.000 personas, de las cuales dos tercios son mayas puros y los demás son europeos y de sangre mixta, no obstante, la mayor parte de los mayas actualmente habla español.

Aproximadamente, unas veinte tribus componen el acervo lingüístico maya, las cuales hablan dialectos cercanamente relacionados, y que ocupan territorios adyacentes en Chiapas, Tabasco y la península de Yucatán, una extensa área de Guatemala, y una pequeña porción de Honduras y El Salvador (excepto el Huasteco del norte de Veracruz y el sureste de San Luis Potosí). Constructores antiguos de las ciudades en ruinas de Copán y Palenque tenían el mismo origen.

Características del Idioma 

Las lenguas mayas comprendían un conjunto de lenguas que se habla en Mesoamérica, desde el sudeste de México hasta el norte de Centroamérica y sur de Honduras. Su posible antepasado común, reconocido bajo la denominación de proto-maya, existió desde hace por lo menos 5000 años y ha sido en parte reconstruido.

Si bien el español es el idioma oficial en la mayoría de los países de la región actualmente, los idiomas mayas aún son hablados como primarios o secundarios por más de 6 millones de nativos mayas (cuatro millones en Guatemala, cerca de dos millones en México, decenas de miles en Belice, y pequeñas cantidades en otros sitios). Para el año de 1996, Guatemala reconoció legalmente 21 lenguas mayas por su denominación, y México reconoce otras 8 que no se dialogan en Guatemala.

Cultura Maya

A lo largo de la era precolombina de la historia de Mesoamérica, por lo menos 2 variantes regionales de las lenguas mayas figuraban en la escritura jeroglífica maya. Con escritos en maya que se remontan a la última parte del primer milenio a.C., este método de escritura logosilábico se mantuvo en uso por un largo periodo, incluso hasta la colonización del siglo XVI.

Se usó esencialmente durante el período clásico de la civilización maya (250-900 d.C.). Con una cantidad de más de 10.000 escritos mayas individuales sobrevivientes, reconocidos en monumentos, cerámica, edificios y manuscritos de papel de corteza.

Las lenguas mayas identificadas en la escritura jeroglífica suministran una base para la interpretación moderna de la historia precolombina que no tiene parangón en las Américas.

Sociedad 

La unidad primordial de la sociedad maya la constituía la familia, tanto el núcleo familiar como la más expandida, la cual conformaba un grupo habitacional de diversos tamaños. La vida del individuo se desarrollaba ahí, mayoritariamente, así como en otros grupos próximos y en el epicentro ceremonial al cual correspondía. En el grupo familiar y su entorno, los mayas nacían, crecían, se multiplicaban y fallecían; o sea, en él consumaban su ciclo de vida.

Cultura Maya

Este cercano vínculo con la familia se presentaba independientemente de los contrastes de clase que existían en una sociedad de alta complejidad, con una organización jerárquica y teocrática como en efecto lo era la sociedad maya, donde, a grosso modo, había dos sectores sociales: el de las élites y el de los que no correspondían a ellas.

De acuerdo al prototipo científico habitual, la sociedad maya se fue organizando alrededor dos polos básicos: sacerdotes y campesinos. Una élite privilegiada teocrática regía los centros de ceremonias, y un gran estrato social disperso, dedicado a labores agrícolas, asistía únicamente a esos centros para participar en ceremoniales religiosos e invitaciones políticas o para prestar sus servicios como obreros.

Últimamente, los seguidores de los Mayas han concluido que la sociedad maya se ordenó partiendo de familias numerosas, las cuales debieron administrarse por normas de descendencia patrilineal (línea paterna). Estas familias siguieron creciendo, mediante parentesco y matrimonio, hasta formar linajes.

En un momento específico nacieron las capas sociales, en correspondencia con las complejas ciudades del periodo Clásico (250-900). Todavía actualmente no es fácil conocer en qué momento fue sustituida la vieja aristocracia de sacerdotes por una sociedad estratificada, que tomaría parte en una previa distribución de los linajes. De esta manera, una agrupación de parentesco, más fuerte, pudo haber logrado el poder y gobernar los destinos del centro cívico-ceremonial.

Cultura Maya

Siendo un poder hereditario, se fueron conformando dinastías. La clase más eminente, compuesta por el linaje regente, colmó los palacios adyacentes a los santuarios, lo que le dio una característica semidivina.

Estrechamente vinculada por parentesco con la élite regente, se pozó una clase administrativa nutrida para avalar la gobernabilidad del Estado. Un estrato social más bajo, pero de gran renombre y notoriedad, fue el constituido por los especialistas e intelectuales. Más bajo rango presentaban, ceramistas, pintores artesanos y lapidarios.

Los estratos sociales inferiores, campesinos y esclavos, debían generar los excedentes requeridos para nutrir a las clases dominantes y laborar en la edificación de los centros de ceremonias.

El nacimiento adentro de un grupo social definido, establecía la clase a la cual se pertenecía: concedía la pertenencia a una estirpe patrilineal, la cual, a la vez, confería tanto la clase social como la especialización en el trabajo, fuera éste de campesino, de artesano, de funcionario o de intelectual. Por ello el movimiento social se circunscribía a los niveles más elevados; los historiadores creían que la guerra pudo haber jugado un rol importante en esto.

Organización social

La jerarquía imperaba en la organización social de los Mayas. En cada ciudad-estado tenía una máxima autoridad, de naturaleza hereditaria, denominada halach-uinic o hombre de verdad, el cual era asesorado por un consejo de notables, conformado por los principales jefes y sacerdotes. Los Almehenoob se encontraban en la cúspide del poder.

Su clase era conformada por la nobleza hereditaria que regulaba los principales puestos de administración y militar.
Del seno de los Almehenoob (Nobleza, familias nobles) surgían los gobernadores  mayas “halach-uinic”.

Los familiares directos del fundador del clan llenaban el sitio más elevado en la pirámide social maya.

Gobernante Maya (halach-uinic) y la Nobleza
El halach-uinic elegía a los jefes de cada aldea (bataboob), que cumplían funciones civiles, militares y religiosas. La superior autoridad militar (nacom) era designada cada 3 años. Otros puestos de relevancia eran el de los tutores tupiles (funcionarios menores) y consejeros (ah holpopoob). La aristocracia maya comprendía todos esos funcionarios, aparte de los presbíteros, guerreros y grandes comerciantes.

Artesanos y Campesinos
Conformaban la clase baja (ah chembal uinicoob), se ocupaban del trabajo agrícola y a la edificación de obras públicas, cancelaban impuestos a las autoridades civiles y del clero. En la última parte de la pirámide social se hallaban los esclavos (pentacoob), compuesta por prisioneros de guerra o transgresores criminales o tributarios, condenados al trabajo forzado hasta que remediasen los daños ocasionados.

Los campesinos vivían en las afueras de las ciudades, pagaban impuestos, laboraban en las edificaciones monumentales y tomaban parte en los ceremoniales de las ciudades mayas.

Cultura Maya

Esclavos Mayas
El último escaño social era llenado por los esclavos o ppentac-ob. En su mayoría se trataba de presos de guerra procedentes de otras ciudades o pueblos, además igualmente lo integraban los malhechores y personas que se habían vendido para cancelar los impuestos. Habitualmente, ellos eran ofrecidos en los ritos de sangre.

Aportaciones

De acuerdo a los investigadores, el calendario más exacto y teóricamente más rico que se haya producido en el mundo, es obra de la milenaria cultura maya, considerado como uno de sus grandes aportes a la humanidad. Consta de 18 meses de 20 días cada uno, más el Wayeb, de cinco días sagrados; marca el próximo solsticio -21 de diciembre en el occidental- el final de la ‘cuenta larga’ (era de 5.200 años), razón de celebraciones con ritos ancestrales, aunque igualmente de predicciones apocalípticas.

El antropólogo de Guatemala Álvaro Pop, integrante del Foro Permanente de las Naciones Unidas sobre Cuestiones Indígenas asegura que “El calendario maya no es meramente un asunto de contar segundos, minutos y horas, sino un modelo de cómo es la dinámica de los astros y de cómo esto incide de forma cíclica en la vida humana”.

Mediante la observación y el análisis del cielo, los mayas desplegaron el concepto de que no existe nada que no esté afectado por los astros; desde las mareas hasta el nacimiento de los niños.

Cultura Maya

La antropólogo de Costa Rica, Ana Cecilia Arias ,concuerda con Pop en enfatizar la extraordinaria evolución del conocimiento astronómico de los mayas, al argumentar que “Desde tiempos muy antiguos, incluso antes de Cristo, los mayas van alcanzando un progreso sociocultural tan grande que pudieron manipular algunos cálculos matemáticos para definir la órbita de Venus”.

La Astronomía además les valió para lograr un conocimiento más exacto de la incidencia de los astros en la vida de las plantas, lo que a la vez les posibilitó mejorar sus saberes agronómicos.

Por otra parte, los mayas formularon aportes muy importantes en la topografía, el arte textil, la cocina, la arquitectura, la matemática; que se han reflejado a través de los siglos hasta la cultura mesoamericana de hoy, que comprende parte de México, Guatemala, Belice, Honduras y El Salvador.

Hombres de maíz 

En Mesoamérica la actividad culinaria se caracteriza por tener como elemento principal el maíz, pero además tiene sus raíces en la cultura maya, que manipularon esa planta 3.000 años atrás y la transformaron en uno de los factores importantes de su vida. Los Mayas fueron también los primeros en plantar el cacao, ese universal producto que encanta y consiente millones de paladares en el mundo.

Cultura Maya

La golosina de mascar

Adicionalmente, hay señales de que podrían ser los responsables de la costumbre de morder chicle, que es la goma obtenida partiendo de la savia de una planta llamada científicamente Manilkara zapota, oriunda de México y Centroamérica.

El tejido

La manipulación del diseño y la coloración en los tejidos indígenas guatemaltecos, reconocidos en el mundo, son manifestaciones propias de esa cultura. El antropólogo de Guatemala Álvaro Pop consideró que “Sobre todo el color de esos tejidos constituye la expresión de vida más explosiva y bella que se pueda encontrar”.

Lengua y literatura

Los mayas crearon y dominaron 36 lenguas diseminas por Mesoamérica, de las cuales un buen número se conservan activas, con una organización gramatical muy evolucionada y expresiones literarias características.

A nivel de grandes obras épicas de la literatura universal, como el Ramayana hindú o la Ilíada y la Odisea griegas, figura el Popol Vuh, el libro sagrado de los Mayas, obra de sorprendente contenido histórico y mitológico, y de extraordinarias cualidades literarias; el cual constituye un legado literario invaluable, donde se irradia con claridad la cosmovisión y espiritualidad de ese pueblo.

Cultura Maya

Esta trascendental obra se considera una especie de declaración universal en cuanto a la naturaleza del mundo y el rol que le toca cumplir el hombre sobre él.

En cuanto a la escritura, a semejanza de reconocidas culturas de la humanidad, los Mayas desarrollaron una escritura que se ha podido interpretar para conocer su historia, plasmadas en las llamadas “estelas”, los cuales son unos monumentos de piedra tallada que conservan el registro de trascendentales episodios.

La cultura Maya tuvo su mayor proyección en el reconocido período clásico (250-900 d.C.) hasta que ingresó a una etapa de declive en el periodo posclásico que se alargó hasta tres siglos previo a la venida de los colonos a la región.

Organización política

La característica principal de su organización política es que centró el mandato en un solo gobernante, que le llegaba su poder directamente de los dioses mediante mensajes que remitía el cosmos. Así, el poder casi divino de los monarcas se manejaba entre el mundo material y espiritual, y precisando conservar ese vínculo místico, se aprovechaban de rituales como bailes, sacrificios e inclusive trances con sustancias estupefacientes.

Cultura Maya

Cómo funcionaba la organización política 

La organización política de los mayas nunca se conformó como un imperio, sino como una secuencia de ciudades-estados cuyas interacciones variaban por periodos de tiempo, entre coaliciones y enfrentamientos.

La autoridad superior de cada ciudad-estado la ejercía el Halach Uinic, el cual gobernaba con la asistencia del Gran Consejo, conformado por jefes de aldeas y sacerdotes. El máximo dirigente residía en un palacio, ocupándose de decretar las leyes, planificar el comercio y ser mediador entre los dioses y la población. Además, disponía de funcionarios designados por él mismo, como:

  • Ah Holpop, como representante religioso, realizaba los preparativos para los ceremoniales y festejos sagrados.
  • Nacom, principal jefe militar de una ciudad-estado, el cual regía las operaciones de guerra y los batallones u holcanes
  • Ahuacánmáximo sacerdote que le concernía vigilar el calendario maya, códices, saberes, pronósticos y regir sacrificios.
  • Tupiles, se ocupaban de proteger el orden público y el debido cumplimiento respeto de la ley.

En esta jerarquía de poder además estaban los gobernadores de ciudades más pequeñas o Bataboob, y los jefes de las poblaciones aledañas a las ciudades o Ah Cuch Caboob.

Cultura Maya

La división político-administrativa

Para los años 300 y 900 d.C., cada ciudad-estado era autónoma, y poseía un gobernante o Kinich. No obstante, próximo al año 990, se constituyó la denominada Liga de Mayapán, compuesta por las ciudades Chichen-Itzá, Mayapán y Uxmal, quedando el estado integrado por una federación de gobernantes de esas 3 ciudades, conocida como Multepal.

Luego se agregaron los señoríos (especie de feudo) de Izamal, Ichpaatún y Tulum. Al final, éste se disgregó para el año 1451, dejando el territorio de la organización política de los mayas fraccionada en 16 reinos autónomos o Kuchkabal, los cuales compartían iguales creencias religiosas y expresiones artísticas.

De acuerdo a esto, el mundo maya quedó integrado por Ah CanulAh Kin ChelCeh PechCan PechChactemalChakánChakán PutumChikinchelCochuah, CupulEkabHocabá-HomúnSotuta, TasesTutul Xiúes y Uaymil. No todos los Kuchkabal eran regidos por un Halach Uinic, sino por algunos Bataboob; ello cambiaba según los intereses y negocios regionales.

Si se hace un análisis contextual vemos que la estructura organizativa de la cultura maya, más que una ideología dominante, persiguió controlar el medio ambiente y la economía, mediante un sistema político descentralizado.

Cultura Maya

Economía 

Con una esmerada planificación y tradición, la economía maya se estructuró en base a una composición entre el comercio que se desarrollaba y las actividades de producción primarias. Así, como una compleja red de comunicación, la cultura maya, tenía una extensa cantidad de redes comerciales donde comercializaba el producto de la agricultura, caza, pesca y aprovechamiento de recursos mineros.

Las actividades primarias 

La tierra les pertenecía a las élites en la economía maya, no obstante, éstas se distribuían según las demandas de la sociedad, para que fueran trabajadas, y con su producción se honrara al supremo gobernante o Halach Uinic.

Al ser básicamente agricultores, emplearon la técnica de la milpa, o sea, desforestaban un área de la selva para labrar, hasta terminar los recursos del suelo, luego hacían la misma estrategia en diversos sitios. De esta manera sembraron diversos frutos como maíz, yuca, calabaza, frijol, tomate, aguacate, cacao. Además, con el copal, caucho, algodón, tabaco y hojas de palmas fabricaban productos artesanales.

Otras de las acciones primarias de la economía de los Mayas fueron la caza de conejos, ardillas, tortugas, venados y la pesca de ciertas especies marinas. Es pertinente señalar que además ejercieron la domesticación de abejas, de las cuales explotaban la miel y la cera.

Cultura Maya

También, se aprovecharon de la riqueza de los suelos para explotar recursos mineros como jade, obsidiana, hematita, pedernal, pirita de hierro y arcilla, con los cuales fabricaban armas, artículos utilitarios, herramientas e inclusive tintes.

El comercio 

Al existir un autoabastecimiento mantenido por los movimientos primarios de la economía maya, se creó un acelerado comercio, en las grandes ciudades mayas, así como en otras civilizaciones. De acuerdo a esto, los primeros productos negociados fueron el cacao, obsidiana, cerámicas, textiles, herramientas, maíz, pescado joyas, madera, armas, cobre, oro, miel, sal, frijol y aguacate.

Regularmente, esta acción comercial se ejercía a través del trueque, si bien entre los ciudadanos numerosas veces se utilizaban los granos de café como especie de moneda en los mercados de las ciudades o p’polom.

En relación al comercio externo, los Mayas transportaban la mercancía a considerables distancias utilizando el mecapal, que es una banda puesta en la frente, de la que guindaban los cargamentos sobre sus espaldas. De esta manera, atravesaban los caminos blancos denominados sacbe’ob. Igualmente, utilizaban las canoas para trasladarse por una red de vías fluviales, enfatizando el río La Pasión como una de las vías principales.

El comercio adquirió matices de tal importancia, que se crearon puertos como Santa Rita en BeliceTikal en GuatemalaIsla Roatán en Honduras y Tulum en México, entre otros. (Ver también: Calakmul)

Al ser esta configuración económica, el empuje primordial de la cultura Maya, es muy probable que al colapsar propició su enigmática desaparición.

Religión 

Constituyó un tributo a la naturaleza en sus comienzos, y a las fuerzas del entorno donde habitaban como nómadas. A la vez que avanzaba la sedentarización, aumentaba la necesidad de organizar formalmente aquella religión, y con ello la de disponer de un cuerpo sacerdotal especializado.

El inicio de las actividades agrícolas trajo como consecuencia la sedentarización final y la definición de los estratos sociales, lo que generó una mayor complejidad social, lo que se reflejó a su vez en una jerarquización y diversificación de los dioses y sacerdotes, quienes debían descifrar ante la población la voluntad de las fuerzas de las divinidades.

En las primeras etapas los rituales se llevaban a cabo en las viviendas, pero con el transcurrir del tiempo se edificaron sitios determinados de culto y grandes centros de ceremonias. Este cambio en la religión maya se produjo muy lentamente, comparado con la llegada de la agricultura (afianzada hacia el 2000 a.C.), la creación del calendario y la escritura jeroglífica maya (353 y 235 a.C.).

Sin embargo, una vez establecidos el calendario y la escritura, la religión registró considerables trasformaciones, en cuanto a complejidad y formalismo ascendentes.

Cultura Maya

Para el siglo IV, en El Petén (Guatemala) la religión se había fundido con una filosofía animista (todo tiene vida) más compleja, fundamentada en la divinización de los cuerpos celestes.

Esta religión, sumamente divulgada en el pueblo llano, era descifrada y ejecutada por sacerdotes-matemáticos, vaticinadores, astrónomos y maestros del rito; su operatividad, en cambio, pasó a estar presidida por administradores y estadistas, los cuales supieron sacar provecho de ella para sus propósitos políticos e ideológicos.

La religión maya, a similitud de cualquier otra religión, tenía unas misiones qué cumplir, y le dio legitimidad a la existencia de una sociedad organizada en estratos, con profundas diferencias entre los distintos niveles. Las creencias religiosas consolidaron la organización política de los mayas, al defender la autoridad de unas clases regentes que regulaban la vida de las personas y se fundamentaban en la divinización de los antepasados.

La religión, asimismo, suministraba esclarecimientos sobre todo aquello que el hombre no alcanza a concebir o entender: sus orígenes, los infortunios naturales, las enfermedades y la defunción.

Una señal característica de la zona mesoamericana en general es la cercana vinculación de la religión maya con sapiencias científicas como la escritura, el calendario y la astronomía, que de alguna manera están vinculados con la medición del tiempo. Para la ciencia maya, el tiempo constituía una extraordinaria y majestuosa continuación de ciclos, sin comienzo ni fin.

En consecuencia, todos los períodos en que se distribuía el calendario eran otras tantas divinidades mediante las cuales los mayas rendían tributo al tiempo.

Cultura Maya

La cosmogonía 

Los mayas poseían un concepto cíclico del tiempo y el espacio, lo que compartían con otras culturas de Mesoamérica. Consideraban que habían existido mundos anteriores previos que sucumbieron por un desastre natural semejante a un diluvio. Asimismo, creían que el mundo actual le esperaba ese mismo final. Los influjos malignos sellaban la mayor parte de los finales de los diferentes katunes, que eran períodos calendarios de veinte o trece años.

Haciendo una lectura del libro religioso quiché Popol Vuh y de una obra del siglo XVI denominada Relación de las cosas del Yucatán, cuyo autor fue el obispo español Diego de Landa; se concluye que los Mayas consideraban que el mundo actual había sido precedido por tres mundos anteriores. A cada uno de esos mundos anteriores le correspondió un tipo de humanidad distinta, construidas de tierra, madera y maíz.

Para los Mayas, el único dios era Hunab Ku, el gran creador y padre progenitor de Itzamná, dios del fuego y de la tierra y que, a semejanza de las demás divinidades mayas, poseía cuatro versiones las cuales tenían correspondencia con los cuatro puntos cardinales, y habitualmente era simbolizado por un monstruo celestial o una iguana de dos cabezas parecida a un dragón.

Cada versión de Itzamná tenía correspondencia con un color diferente: el blanco al Norte, el amarillo al Sur, el rojo al Este y el negro al Oeste. El color verde se destinaba al centro. Vinculados con cada una de esas orientaciones, los cuatro dioses cargadores (los bacabob) sustentaban el cielo.

Cultura Maya

El cosmos se organizaba en trece mundos, de acuerdo a la cosmogonía maya, que, como otros mantos, se ubicaban estaban por arriba de la tierra. Cada una de esas capas celestiales, presidida por uno de los trece oxlahuntiku o dioses de los 13 mundos superiores, era sujetada en su espalda por un caimán o monstruo reptil. Bajo la tierra había nueve inframundos, cada uno de ellos gobernado por una de las divinidades bolontiku, con una significativa simbología acuática.

El inframundo más interno, el reino de los muertos, era el Mitnal o Xibalba (de acuerdo a su nombre en tierras yucatecas o en las tierras altas quiché). Ahí regía Ah Puch («el señor de la muerte»), y los mayas consideraban que cada día había una cruenta batalla del Sol, en su recorrido durante el día, con seres y divinidades del infierno, a las que siempre dominaba. Después del triunfo, el astro rey comenzaba su recorrido diario por el nivel superior del universo.

Los espíritus de los fallecidos hacían ese mismo trayecto, a similitud de los míticos gemelos divinos, Hunahpú y Xlabanqué, como se relata en el Popol Vuh, la obra mítica-religiosa quiché sobre la creación transcrito en escritura castellana ya para la época de la colonización.

Dioses

El grupo de dioses mayas equivalía a energía para el contexto terrenal de ese entonces, y esto precisamente era lo que posibilitaba que un mismo dios, según la la temporalidad se considerase bueno o malo, e inclusive femenino o masculino. Además, salta algo interesante, pues el ser asumidos como expresiones físicas de lo sagrado, no eximía a ese grupo de dioses de revelar estados de ánimo, manifestando una voluntad afectada por la clase de proceder de los hombres.

Cultura Maya

Tanta era la necesidad de encantar a sus dioses que se conoce de sacrificios humanos que procuraban impedir la furia de las divinidades. Por ello, esos entes sobrenaturales que moraban el cielo, la tierra y el inframundo no consiguen ser situados adentro de un razonamiento sencillo, por cuanto, definitivamente, se conducen por principios que todavía actualmente siguen siendo complejos de comprender.

Lo que sí se puede mostrar con plena seguridad es el extraordinario sentido estético de estos dioses, por cuanto cada una de sus manifestaciones están dotadas de una extraordinaria gran riqueza artística que evidencia significativos progresos en escultura y pintura.

Los Dioses Mayas

En tanto, ciertos analistas persisten en aseverar que los Dioses Mayas pueden ser entendidos como los ángeles en el cristianismo, la mitología maya nos refiere un dios principal y otros que se dividen el título de los más significativos y reconocidos; lo que se ilustra a continuación

Ciertamente, faltan muchos dioses por mencionar; están por ejemplos los creadores que tomaron parte en los tres intentos de la creación del mundo, otros menos reconocidos y, por supuesto, los que tienen un lado oscuro que moran el inframundo y que son reconocidos como los Señores de Xibalbá.

Cultura Maya

Hunab Ku

Simboliza el dios de la cultura maya más significativo, pues es la imagen principal respecto a creencias en vista de que se asegura que es el único real y vivo. Se afirma que de él se originan todas las cosas, en vista que aloja todas las dualidades, además aseveran que es el padre de todas las deidades y se le descifra como entidad incorpórea.

Itzamná

El señor del cielo, dios maya del saber y denominado por unos Zamná, por tanto, se le conoce como el hacedor de las ciencias y el conocimiento. Según el plano donde se presente, puede ser reconocido como un anciano e inclusive como un animal.

Ixchel

Diosa de la luna, vinculada considerablemente con la fertilidad y el agua. Su culto era el favorito de las sacerdotisas, y a quien se le solicitaba ayuda en nacimientos y enfermedades asociadas a los órganos femeninos.

Yum Kaax

Dios del maíz, protector de la agricultura y vigilante de los animales. Su idolatría era más que primordial, por cuanto se relacionaba directamente con las actividades básicas de esta civilización.

Cultura Maya

Kauil

Dios maya del fuego y uno de los de mayor importancia en la cultura maya. Se hallaba manifiestamente asociado a los gobernantes, por cuanto en sí mismo es equivalente de poder, aparte de simbolizar la abundancia de las cosechas, con lo que igualmente se le consideraba la deidad de la prosperidad en los antiguos mandatos.

Mitos 

Reconocer los mitos y leyendas de la cultura maya son una buena ocasión para acercarnos a la forma de pensamiento de esta antigua cultura. Parece sorprendente cómo estos relatos se han sostenido vigentes por la comunicación oral, a lo largo de los siglos hasta estos momentos. Sus mitos, leyendas y dioses son reflejo de la profusa cosmovisión religiosa de la población maya.

Los mitos más significativos que todavía podemos hallar activos en los parques naturales y nacionales de todo el país mexicano, nos refieren sobre la formación del mundo y del hombre como la obra el Popol Vuh; si bien, igualmente, hay otras historias populares dignas de mencionarse:

El mito maya de la creación. Popol Vuh, o Libro del Pueblo

Cerca del año 2000 a.C. nació la civilización maya en Centroamérica. Desplegaron un estilo exclusivo de arte, arquitectura y astronomía e inclusive, un lenguaje oral y escrito. Si bien sus escritos -inclusive el afamado calendario maya– no fueron de su propia autoría (sino de los olmecas), los perfeccionaron todavía más.

Popol Vuh, o Libro del Pueblo. Se trata de una recopilación de narrativas que comprenden mitos y hechos históricos de los mayas, y se fundamenta en el manuscrito del presbítero dominico Francisco Ximenez. Desgraciadamente, la mayoría de su literatura y escritos fueron arrasados a lo largo de la invasión española en el siglo XVIII, convirtiendo al Popol Vuh una obra de gran valor. Es significativo dejar claro que la palabra ‘mito’ no figura en maya. Popol Vuh, de acuerdo a los mayas, contiene su historia.

En ese libro, el mito de la creación cumple un rol sobresaliente. Las deidades en principio formaron la tierra y el cielo, después siguieron con los animales y las criaturas animadas, tal como los pájaros y otras especies de vida voladoras. Los dioses deseaban ser evocados, idolatrados y recordados, sin embargo, los animales no tienen la capacidad de hablar. De esta manera los dioses fracasaron con su primer esfuerzo.

El Popol Vuh, o Popol Wuj en idioma Kiche, es la historia de la creación según los mayas. Representantes del linaje real Kichem, que una vez rigieron las tierras elevadas de Guatemala, escribieron la historia en el siglo XVI para conservarla bajo la potestad colonial española. El Popol Vuh, que quiere decir “Libro del pueblo”, relata el cuento de la creación maya, el de los gemelos héroes y las genealogías kiche, y el derecho a la tierra.

En esta leyenda, los dioses Creadores, el Corazón del Cielo y otros seis dioses, incluyendo la Serpiente Emplumada, deseaban crear seres humanos con corazones y mentes con capacidad para “guardar los días”. Pero sus experimentos iniciales fallaron. Cuando estos dioses al final lograron crear a los seres humanos de maíz amarillo y blanco, los cuales podían hablar, quedaron complacidos.

Cultura Maya

En otra etapa épica de la historia, los Señores de la Muerte del Inframundo invitaron a los Héroes Gemelos a disputar un juego de pelota de trascendencia donde los gemelos vencieron a sus oponentes. Los gemelos subieron al cielo y se transformaron en el sol y la luna. Mediante sus actividades, los Héroes Gemelos acondicionaron el camino para la plantación de maíz, para que los seres humanos vivieran en la Tierra y para la Cuarta Creación de los mayas.

Tierra plana y jaguares

Los mayas estaban convencidos de que la tierra era plana con cuatro esquinas, las cuales simbolizaban una dirección cardinal. Cada una de las cuatro orientaciones poseía una coloración diferente: rojo-este, negro-oeste, blanco-norte y amarillo-sur; mientras que el centro permanecía verde.

En cada esquina existía un jaguar también de distintos colores denominados bacabs, que soportaban el cielo. Los mayas igualmente pensaban que el universo estaba fraccionado en 13 mantos y que cada uno tenía su propia deidad.

La leyenda de los Aluxes

Eran diminutos seres hechos de arcilla. Una vez creados, percibían ofrendas y oraciones para que cobraran vida. Estas criaturas permanecían escondidas para poder resguardar a su amo de esa forma. Eran rápidos y livianos como el viento, por ello, difícilmente se les veía. Los aluxes eran leales a sus patrones, pero pícaros e inquietos con los extraños.

Cuando las pertenencias de sus dueños se pasaban a otros, salían los aluxes y espantaban a los niños. Por eso, para tranquilizarlos, los nuevos propietarios les daban alimentos, miel, maíz y cigarrillos. Inclusive, actualmente se piensa que los aluxes preservan las ciudades mayas y algunas personas consideran que los aluxes ofrecen luz al mundo. Los mayas además consideraban que, si respetaban los aluxes, a su vez resguardaban a las personas y sus patrimonios.

Cultura Maya

Creación de la vida en la tierra

Después que los dioses Tepeu el Hacedor y Gucumatz el Espíritu Emplumado crearon la tierra, lograron que los seres vigilasen sus creaciones y los alabasen. Formaron todas las criaturas que vagan por la tierra al día de hoy. No obstante, estos animales no tenían capacidad de hablar por mucho que lo intentaban. Solamente podían aullar, balbucear, ladrar, rugir o gemir. Los dioses decepcionados tomaron la decisión de crear mejores seres, que pudiesen ofrecer una idolatría adecuada.

Crearon la primera casta de hombres de barro húmedo y les dotaron de vida, pero se desmoronaban un tanto cuando pretendieron hablar. Se hizo una segunda estirpe de hombres, esculpida en madera. Esta raza era más fortalecida y capaz de andar, hablar y reproducirse. No obstante, estos hombres no estaban dotados de mentalidad; sus corazones eran vacíos y no presentaban memoria de su creación.

Asimismo, cuando hablaban sus palabras eran vacías, sentido alguno, por lo que no podían rendir tributo a los dioses. Por ello, Tepeu y Gucumatz mandaron una enorme inundación para arrasarlos, y mandaron a los animales que les agredieran y los desmenuzaran. Algunos de ellos consiguieron escapar al bosque. Se transformaron en primates y los dioses los dejaron ahí como un ejemplo para la próxima casta de hombres.

Por un largo periodo los dioses analizaron, pero no podían crear el material idóneo para darle forma al hombre con sus capacidades. Los animales les llevaron una pila de maíz, que los dioses trituraron hasta conformar una pasta y les dieron forma a cuatro hombres. Al parecer eran perfectos, con fortaleza y poseían una mentalidad abundante en sentimientos y pensamientos.

Su primera acción después de su propia creación fue para presentar su agradecimiento a sus creadores Tepeu y Gucumatz por sus vidas. Los dioses se encontraban satisfechos.

Cultura Maya

La novedosa estirpe de hombre podía percibir los árboles, las serranías y hasta los márgenes de la Tierra. Podían observar y entender la creación total de las deidades. Los dioses analizaron que los hombres sabían mucho, por lo que les suprimieron parte de su vista. De esta manera, los hombres solamente podían ver lo objetos cerca de ellos, y de esta manera, su mayor interpretación del mundo se disminuyó.

No obstante a ello, los hombres aún alababan a los dioses. Los dioses crearon 4 mujeres para esos hombres. Estos 8 seres humanos constituyeron los antepasados ​​de todos los hombres quiches actualmente.

Cielo, Tierra y el Inframundo

Los mayas pensaban, como numerosas personas, que los cielos se encuentran arriba y los inframundos abajo, y que el mundo de los seres humano se halla en el medio. Existen trece capas acopiadas en la Tierra: los cielos. La Tierra reposa encima de una tortuga o reptil flotando en el océano.

Cuatro hermanos reconocidos como Bacabs alzan los cielos. Bajo de la Tierra se encuentra el reino denominado Xibalba, el inframundo con nueve mantos superpuestos. Los tres reinos permanecen unidos por un árbol gigantesco, cuyos ramales llegan a los cielos y las raíces bajan hasta el inframundo. Los dioses y las almas de los fallecidos transitan por los mundos, en la trayectoria de ese árbol inmenso.

Cultura Maya

Leyenda del enano en Uxmal

Una mujer muy anciana residía en la antigua ciudad de los mayas, hace bastante tiempo. Ella constituía las predicciones en la ciudad. No podía procrear. Por ello, le solicitó al dios Chic Chan que le llevara la cubierta de una tortuga grande. Luego de algunos meses, nació un enano de color verde y pelo rojo.

Cierto día, el enano resolvió crear una enorme calabaza que haría de cascabel. Existía una profecía la cual rezaba que las personas que palpaban un instrumento parecido se transformarían en el nuevo soberano. Eso irritó al rey que mandaba en ese entonces, lo que lo condujo a retar al enano.

El rey consiguió que el enano desafiara tres pruebas. Para la primera el rey le indagó al enano sobre la cantidad de árboles que había en su palacio, y el enano pasó la prueba. Para el segundo reto, le dijo al enano que presentara un pavo macho que pudiera dar huevos. Al siguiente día se trajo a un hombre que al parecer estaba embarazado, para manifestar que era imposible hacer eso con un pavo. Logró puntos de los jueces.

Para la última prueba, el rey le solicitó a Saiya que pusiera una madera de nogal americano en su cabeza y después lo atravesara con una punta de lanza. El enano superó esa prueba también y retó al rey a hacer lo mismo. El rey, desgraciadamente, murió al intentarlo por su orgullo. En vista de los acontecimientos el enano fue proclamado rey.

Cultura Maya

Desde su trono de rey edificó el célebre templo denominado ‘la casa del gobernador’. Igualmente, edificó una vivienda para su madre a la que denominó “la casa de la madre anciana”. Las dos construcciones se pueden observar en las ruinas mayas de Uxmal.

El mito de Ixtab, la diosa de la luna

Hace miles de años cuando los Dioses aún eran mortales, existía una bella joven llamada “Ixchel”. En vista de su gran belleza le sobraban los pretendientes; entre estos sobresalían dos; un joven de nombre “Itzamná” y otro joven de nombre desconocido; estos jóvenes no terminaban de discutir por el amor que sentían por ella.

Un día la hermana de “Ixchel” llamada “Ixtab” les plantea a los dos pretendientes que combatan por el amor de su hermana, hasta que solamente quede uno en pie, y el ganador se quedaría con “Ixchel”. Después de una cruenta batalla “Itzamná”, que ya tenía casi vencido a su rival, muere a manos de éste luego de que aprovecha un descuido del joven “Itzamná”.

Al ver la muerte de su amado, “Ixchel” corre a su lado, y le jura a su hermana que su alma siempre le perseguiría y se suicida. Después de ver el suicidio de su hermana, “Ixtab” maldice al hombre que asesinó a “Itzamná”, pues lo responsabiliza de la muerte de su hermana.

Luego de todo esto, “Itzamná” se transformó en el Dios sol y su querida “Ixchel” se transformó en la Diosa Luna, en tanto que su hermana que en un principio era la Diosa de la Luna ahora sería la Diosa del suicidio o también denominada la Diosa de la horca.

Cultura Maya

Asimismo, hay la creencia de que en cada fuego que se prende la Diosa Ixchel nace nuevamente dentro del fuego, y esta posibilita a las señoritas hallar el amor, y producto de ese amor, nacen los niños. Por ello, a la Diosa Ixchel se le identifica igualmente como la Diosa de la Fertilidad o del nacimiento.

El mito del búho 

Procede de una vez cuando las aves de Mayab preparaban un banquete en honor a su rey el pavo real. A este agasajo fueron convidadas todas las aves del reino. El búho era el gran asesor del rey, pero al no hacer acto de presencia fue enviado a buscar por una comitiva real, si bien era conocido por todos que no era amante de las fiestas.

Finalmente, fue hallado y le condujeron hasta el banquete, pero en tanto los presentes se divertían él no se encontraba muy a gusto; se paró y se fue. Esto incomodó al rey y le precisó a volver a la celebración, y que se pusiera a bailar delante de todos como sanción por quebrantar los mandatos del rey.

Desde ese día el búho se sintió tan avergonzado que no salió en un extenso período de tiempo. A lo largo de su encierro se dedicó a analizar el libro sagrado de los mayas, y en él pudo descubrir que el pavo real, en verdad, había mentido a un Pahuy. Y cuando pretendió salir a comunicarles la verdad a las otras aves del reino, se dio cuenta que por el día ya no podía ver, dado que se había habituado mucho a la oscuridad.

Cultura Maya

A partir de entonces el búho no pudo de nuevo salir de día, por cuanto los dioses le habían penalizado por todo ese período tuvo halagando a un falso rey, y desde ese instante solamente podía salir en la noche.

La leyenda de la Paloma Torcaz

Amante de la caza por encima de todo, existía un valeroso guerrero que le apasionaba salir a los campos en busca de animales que le sirvieran de presa, principalmente aves. Con frecuencia transitaba las serranías para ejercitarse y había asimilado todas las técnicas de caza que pudieran conocerse.

En una de las aventuras con poco éxito, y aguardando tener mejor suerte, resolvió aproximarse a las orillas de una laguna de aguas cristalinas, donde tenía la seguridad que los animales solían aplacar su sed.

No obstante, en esa oportunidad no halló animales. Sus ojos se extasiaron con la mujer más bella en la faz de la tierra, distraída remando sobre un viejo bote. Comentan que el guerrero quedó tan deslumbrado por la hermosura de aquella mujer, que había perdido el sueño y que la cacería pasó a ocupar un segundo plano en su vida.

Lo único que deseaba el guerrero era regresar, una y otra vez, a ese lago y buscar a su amada. Y de esa manera, esperanzado, asistía al sitio para toparse siempre con las mismas aguas cristalinas.

Cansado y algo extraviado solicitó auxilio a una vieja hechicera que residía cerca del bosque. Le pronosticó que nunca más la vería, a no ser que aceptara ser transformado en palomo, sin poder retornar a ser humano. Ante esa disyuntiva el guerrero accedió a convertirse en palomo para siempre. De esa manera, la hechicera le insertó una espina en el cuello y el guerrero fue transformado en palomo.

Cultura Maya

Inmediatamente, emprendió el vuelo hasta hallar un árbol donde se posó; en ese instante apareció su amada. Entonces, se suscitó el fatal desenlace cuando la mujer le sacó la espina al palomo, y éste falleció desangrado. La bella dama, acongojada por la muerte de su palomo se clavó ella misma la espina en su cuello, convirtiéndose en paloma y sollozando para siempre por su amado palomo.

Arte Maya

El arte maya clásico (200 a 900 d.C.) es respetado por su excelente elaboración. Tallados y relieves en yeso de Palenque, y el estatuario de Copán son principalmente finos, presentan una gracia y observación exacta de la figura humana que rememoró a los primeros arqueólogos las figuras de la civilización clásica del Viejo Mundo.

Escultura

Para los diversos trabajos de escultura en bajorrelieves, alto relieve y estelas usaron madera, yeso y piedra calcárea; en ocasiones recubierta de yeso (polvo de piedra calcárea, conchas y aglutinantes vegetales) coloreado de diferentes colores.

Ejemplos más frecuentes en escultura

  • Águila: Animal sagrado. En numerosas oportunidades se le ve con un corazón en su garra como significando un sacrificio humano.
  • Chaac (dios de la lluvia): Simbolizado regularmente por una trompa alargada, ojos, orejas con sus aretes y una boca abierta con dientes afilados.
  • Chac Mool (símbolo religioso): Es posible que haya sido un lugar para poner ofrendas (humanas o de otro tipo) o un trono. Presenta la imagen de un hombre con la mirada a los lados, acostado, con las piernas dobladas (postura típica de un ejercicio abdominal) y las manos sujetando un plato en su abdomen. Estas imágenes podrían representar prisioneros de guerra.

Cultura Maya

  • Cruces: Simbolizan las cuatro direcciones o ángulos del mundo, más el centro; igualmente representa la planta de maíz.
  • Dios descendente Ah Muken Kaab: Deidad muy presente en Tulum. Su nombre se explica al ver que está con los pies hacia arriba, los brazos y la cabeza hacia abajo y una cola en figura de avispa.
  • Estelas: Placas de madera o piedra en posición vertical conteniendo diseños, escritura y calendáricas, para conmemorar eventos o episodios destacados.
  • Falos(penes): Simbolizan un culto a la fertilidad. Se hallan sobre todo en Uxmal. La posición que tienen se puede interpretar que el semen penetra en la tierra y la fertiliza.
  • Flores: Representan la fertilidad y sexualidad.
  • Greca: Simboliza al viento, nubes, lluvia, etc.
  • Hombre serpiente emplumada: Es otra de las formas de representar al dios Kukulkán.
  • Hombre barbado: Es una posible representación del dios Kukulkán. Interpretaciones más actuales señalan que simboliza a la serpiente de la guerra Waxak Lahun Uva Kan.
  • Jaguares: Es un animal muy sagrado que representa a la estrella de día, es decir, el sol, al pasar por el inframundo; fue un posible trono.

Cultura Maya

Kukulkán: Su culto admite diversos atributos. Es representado mediante una serpiente de cascabel con plumas.

Planeta Venus: Asociado con la duplicidad de la religión maya y con varias otras cosas, entre ellas la guerra.

Portabanderas: Estatuas de seres humanos que sujetaban banderas que se clavaban en las manos.

Serpientes de Cascabel: Presenta atributos. Cuando emergen de un cuerpo representan la sangre y fertilidad al transformarse en flores; si brotan de vasijas simbolizan el agua.

Música

Se fundamentaba en dos tipos de instrumentos: de viento (silbatos, flautas y caracoles) y de percusión como el xilófono (tanto de piedra como de madera). Los bastones son huecos y presentan angostos pasajes interiores que hacen sonar las semillas en su interior. La música formó un gran paso para ellos, ya que iban descubriendo cantidad de instrumentos, además que ellos mismos los realizaban y era un gran logro para su comunidad, siempre la música ha jugado un papel fundamental en la historia, siempre ha estado presente.

No se registra música generada por instrumentos de cuerda. No se conocen muchos de los instrumentos confeccionados en madera que se perdieron por el paso del tiempo y la humedad.

Pintura

Ejercieron la técnica al fresco y en ocasiones representaron la perspectiva (pinturas de Bonampak, Chiapas, escenas de prisioneros de guerra martirizados), pues la mayoría de las veces pintaron personajes de costado. Los personajes pequeños eran representaciones de personas en sitios lejanos, de menor estatus social o esclavos. (Ver también: Arriaga-Chiapas)

Cultura Maya

Había diversas capas de estuco (yeso) con murales que no necesariamente repiten el decorado. Igualmente, figuran manos en positivo o negativo en los muros de edificios de desconocido significado. Los tonos favoritos eran rojizos y azulados.

Arquitectura 

El desarrollo de su arquitectura deja evidencia incuestionable en sus monumentales obras, que se aprecian actualmente. Esta civilización ocupó extensas regiones, halladas geográficamente en la porción sur-este de México, en los estados de Quintana Roo, Tabasco, Campeche, Chipas (la ciudad principal) y Yucatán; rodeó los territorios de Centroamérica como El Salvador, Belice, Guatemala y Honduras; con una historia cercana a los 3.000. (Ver también: San Francisco de Campeche)

La proyección de los centros de ceremonias mayas fue definida por la topografía y las circunstancias del terreno, lo cual estableció las diversas formas y estructuras de las construcciones. La arquitectura maya tomó parte de las propiedades generales de las culturas americanas, sin embargo, tuvo particularidades especiales, inclusive de su peculiar estilo (“arco falso”, bóveda maya, cresterías, estelas y altares).

Se conocieron diversos estilos arquitectónicos como “estilo Petén” en Uxmal, “estilo Usumacinta” en Palenque, estilo Puuc de Uxmal, por nombrar algunos. Adicionalmente, se registró otro detalle de mucho valor, como lo es el de la pintura mural adosada a la arquitectura.

Bajo este panorama podemos deducir que la cultura maya generó una arquitectura monumental, de la que se atesoran grandes ruinas en Palenque, Uxmal, Tikal, Quiriguá, Tajín, Copán, entre otros. (Ver también: Teotihuacan)

Plataformas ceremoniales

Eran de pequeña altura (cuatro metros máximo), en los costados tenían imágenes talladas. Servían de escenarios de ceremoniales públicos; en la parte superior disponían de banderas, incensarios, altares, y, en ocasiones, un tzompantli que era una hilera de varas con cráneos óseos atravesados.

Pirámide

Se construían superponiendo varias plataformas, sin culminar exactamente en un volumen geométrico piramidal. Servía de basamento al santuario, aproximándolo lo más posible al cielo, pero tuvo además una misión secundaria de hacer de funeraria.

Templo

De planta cuadrada, murallas verticales con una, tres o cinco entradas que llevan a varios espacios, bien sea directamente o sea cruzando un pórtico, cuando existen diversas puertas. Las entradas se clausuraban a través de grandes cortinas o esteras atadas en el interior, a unos aros empotrados, tres a los costados de la entrada.

Los templos no tienen ventanas, pero en ciertos casos pueden presentar aberturas en forma de rectángulo o simulando el signo IK, el cual quiere decir aire. El espacio interno de los templos cambia mucho, desde los reducidos santuarios del Petén hasta los de superior extensión de Palenque.

Cultura Maya

Crestería

Elemento particular de la arquitectura maya, que radica en una elevada construcción colocada en el techo del templo, la cual hace destacar la verticalidad del grupo integral pirámide-templo, y la sensación de aproximación al cielo. La crestería se empleaba en la mayoría de los elementos decorativos simbólicos.

Orientación

Las construcciones en la época clásica, coincidían con los puntos cardinales. Era algo asombroso porque se podía comprobar que cada una de las edificaciones, tenían relevancia con dichos puntos.

Bóveda

Se le ha llamado como falsa, salediza o sencillamente maya; ésta se elabora aproximando los muros desde cierta altura (seguidamente arriba del dintel de las puertas), sobreponiendo las hileras de piedras de forma que cada hilera sobresalga de la inferior, hasta terminar en la parte superior con un corto espacio que se trancaba con una pequeña losa.

El elemento que posibilitó la operatividad de esta clase de bóveda fue el conocimiento del mortero de cal ya utilizado en los tabiques, el cual cohesionaba el núcleo y posibilitaba la unión de las piedras del parámetro. El techo de esta manera logrado era parecido, en su parte interna, al de la choza y establecía un corte transverso en figura de triángulo o trapecio.

Su desventaja era que solamente facilitaba techar espacios reducidos, por cuanto para espacios con un ancho superior, la altura requerida para asegurar la estabilidad de la bóveda hubiese sido exagerada. No obstante, se hizo en ciertos casos de excepción, como en la cripta funeraria del Templo de las Inscripciones.

Cultura Maya

Estela

Se trata de un monolito que comienza por ser una referencia de calendario y termina por ser una obra artística. En sus comienzos la estela sólo era un “marcador”. Su misión era desempeñarse como un libro de registro, cuyo primordial objetivo era apuntar una fecha. El numeral, poco a poco, se transformó en signo poético.

Desde el siglo III d. C., surgen las estelas vinculadas con episodios religiosos, efectuados en cada “periodo” calendárico de los que actualmente se pueden refrescar cronologías y niveles históricos de la cultura maya.

Glifo

Adorno que circunscribe una idea gráfica desarrollada con el mayor cuidado. Se asignó el nombre de glifo a los signos que contenían las inscripciones, por la imposibilidad de precisar con mayor exactitud su real significado. Se descifraron como glifos nominales los que se hallan impresos a los lados del sarcófago de Palenque, conjuntamente con representaciones humanas que presumen a familiares de la persona enterrada.

Los glifos se utilizaban para designar el nombre, dioses tutelares del lugar, dinastía reinante o algún factor que la determinara. Asimismo, había algunos glifos asociados con la vida de varios gobernadores de las ciudades: nacimiento, captura y sacrificios y nombres de personajes, también como también ascenso al poder, probables alianzas de linaje, nupcias, mención de antepasados y familiares.

Resumen 

Ubicación geográfica: se desplegó en la porción sur de Mesoamérica, conformada por el sureste de México (península de Yucatán, Tabasco, Chiapas), y los países Guatemala, Belice, Honduras, El Salvador de Centroamérica.
Periodo de tiempo como civilización: del 300 d.C. – en 1523 d.C.
Organización política: principales figuras políticas del gobierno teocrático maya fueron:

  • Halach-Uinic: Jefe máximo de cada una de las ciudades mayas
  • Ah holpop: Delegado político-religioso del Halach Uinic
  • Ahuacán: Supremo sacerdote
  • Nacom: Jefe militar que se ocupaba de asuntos militares
  • Bataboob: Gobernaban sobre las poblaciones que el Halach Uinic les encargaba.

Organización económica: Estuvo fundamentada en la agricultura y el intercambio de diversidad de productos entre la población maya y otros pueblos de Mesoamérica. Usaban como moneda de cambio las pepas del cacao, piedras preciosas y el trueque.

Organización social: Era estratificada de acuerdo a la estirpe de la cual descendía la persona. Primeramente, se encontraban los nobles y sacerdotes, los cuales constituían la elite gobernante; le secundaban las personas del pueblo de acuerdo a su oficio: artesanos, campesinos, escultores etc. En el último lugar figuraban los esclavos.

Religión: De clase politeísta. Poseían un panteón espacioso de dioses entre los que resaltan: Kukulkán, Chac. Buluc, Yum Cimil, Hun-Camé etc.

Ciencia, arte y escritura: Emplearon un sistema matemático vigesimal; efectuaron investigaciones astronómicas. En el arte sobresale su arquitectura, esculturas y pinturas, ubicadas en sepulcros o en murales que describen hechos de la vida de cierto gobernante. La escritura maya fue jeroglífica y se halla, la mayor parte de las veces, en estelas donde se describen eventos o fechas de importancia como importantes conquistas o el reinado de renombrados personajes.

A través del tiempo, se ha logrado ver la importancia que jugaron los mayas alrededor de la historia y las grandes aportaciones que hicieron a los que estamos hoy en día.

(Visited 18.113 times, 33 visits today)
Categorías Historia

Deja un comentario